ESTAFAS MAESTRAS

Escrito por LucchoAtR 12-03-2018 en Historia. Comentarios (0)

Hace un rato me levanté como si fuera cualquier otro día, comenzando la semana de manera habitual, siguiendo mi ritual matutino para despertarme de la mejor forma (no quisiera brindar éstos datos ya que son muy personales, cada uno lo hará a su propia forma y seguramente estará muy bien).

Comencé primero por lo básico, como remolonear algunos preciados minutos en la cama, escuchando de a poco las señales sonoras que se encontraban a mi alrededor mientras me desperezaba cual nadador olímpico. Tomo coraje, aliento, y consigo levantarme para arrancar. Me cambio y, acto seguido, continúo con el resto de la secuencia.

En un preciso momento, me encuentro en una especie de atraco o problema, ya me hallaba desayunando y, cuando prendí la TV para enterarme un poco del mundo exterior, me sorprendí: había quedado de la noche anterior en el canal deportivo, y su volumen era algo elevado en mi opinión.

Me apresuro a cambiar, tomo el control y mi acto reflejo indicó marcar el canal de las noticias, cosa que en unos instantes me terminaría dando cuenta que había sido un error.

Robos, muertes, accidentes y estafas era lo que aparecía en ese instante (y recordemos que el volumen del aparato seguía estando elevado).

La parte de estafas fue la que más llamó mi atención, ya que se contaba desde una estafa humanamente detestable como engañar a una persona anciana, a otra mucho más elaborada y de mayor magnitud, como la de 4 ladrones que habían logrado hackear un Banco. Millones de pesos se habían esfumado en cuestión de minutos, ya que éstos tipos eran expertos en el manejo y uso de aparatos tecnológicos. Millones y millones de pesos, de esperanzas Argentinas, se habían echado a perder por culpa de esas crueles personas.

Acto seguido, luego de haber escuchado estupefacto dicha sección del noticiero, apagué el televisor. Me encontraba en una situación bastante compleja, debido a que mi humor, al ver eso, cambió radicalmente: ¿Cómo es posible que esas personas hayan sido capaces de realizar semejante opereta?

Mi mente seguía navegando en ideas y sentimientos, estaba muy indignado. Respiré unos segundos y afortunadamente pude calmarme. Aunque esto devino en otro pensamiento aún más profundo...

Se cruzó por mi cabeza el hecho de la seguridad del Banco, la cual había sido evadida con éxito, para infortunio de millones de personas... Se requiere de mucha planificación y esmero para lograr concretar algo de semejante magnitud.

El silencio era algo estremecedor, y asimismo, tranquilizador. Luego de unos minutos, habiendo terminado de desayunar y dispuesto a  emprender mi día, me pregunté a mi mismo, ¿Cuántas personas padecen de esa inseguridad a diario, y no a causa de otras, sino de su propia inseguridad? 

Finalmente, llegué a una conclusión. Quizás las cosas que pasen en el mundo sean muy variadas, desde alegres a tristes, buenas o malas, pero al fin y al cabo lo que vale más es la propia esencia de la persona, que algunos llaman personalidad. Mientras ésta no dañe a otra con intención, no habrían tantos problemas como suelen ocurrir. "Vive y deja vivir" leí una vez en un mural. Y lo que queda al final del día es la persona en sí, en su máxima expresión, por eso creo yo que es importante no estafarse a uno mismo.